Alerta en Netflix: Una de las mejores películas de superhéroes abandona la plataforma – Noticias de cine

[ad_1]

Solo te quedan unos días para ver la genial cinta de 2009 dirigida por Zack Snyder: ‘Watchmen’, una adaptación muy digna del cómic de Alan Moore.

Violencia, una historia impactante, una buena estética y grandes personajes. Watchmen, la serie de cómics de Alan Moore y Dave Gibbons, tiene muy buenos ingredientes para engatusar al público y en su adaptación a la gran pantalla podría haber fallado, pero Zack Snyder consiguió una película muy digna y fiel al material original. En 2019 se estrenó la serie de mismo nombre creada por Damon Lindelof y hay quien cree que es mejor que el largometraje. Sin embargo, lo que hoy nos importa es Watchmen (2009) porque está a punto de abandonar Netflix -se va de la plataforma de ‘streaming’ el 14 de abril- y no debes dejar pasar la oportunidad de recordarla.

En 1986, DC Comics comenzó a publicar una serie de cómics centrada en un grupo de superhéroes que, ante el aumento de tensiones entre Estados Unidos y la Unión Soviética, ve como los vigilantes enmascarados son declarados ilegales. Tras dictarse la ley, la mayoría de justicieros permanecen inactivos o trabajando para el gobierno. Esta situación explotará por los aires cuando un superhéroe sea asesinado, lo que les saca de su retiro y les lleva a enfrentarse a un complot que podría acabar con la vida de millones de personas.

Aunque no era una tarea fácil, Zack Snyder, con el trabajo de los guionistas Alex Tse y David Hayter, logró elaborar un relato bastante decente sobre esta historia de superhéroes que va mucho más allá de ‘acabar con el malo’, como suele suceder en el género. Alan Moore plantea en el cómic una reflexión absolutamente realista sobre lo que significa ser un superhéroe, la responsabilidad que ello conlleva y cómo lidian con las preocupaciones contemporáneas como el libre albedrío o la moral.

Snyder permanece fiel a la narrativa de Moore, lo cual es una gran decisión. Si el material base es tan bueno como Watchmen, ¿para qué cambiarlo? Sin embargo, falla un poco a la hora de darle forma. Hay quien encuentra la sucesión de hechos algo confusa, especialmente si no estás familiarizado con la novela gráfica. Y otros creen que el gran error es que no encuentra una identidad propia al llevarla a la gran pantalla. Un pequeño número de comentarios negativos que, en realidad, no empañan la gesta de Zack Snyder. Watchmen fue y sigue siendo una de las mejores películas de superhéroes que existen.

‘La Torre Oscura’, la dolorosa caída de una prometedora saga: todo lo que ha ido mal con la saga de Stephen King

La loca historia de ‘Watchmen’ con Schwarzenegger como Doctor Manhattan

Que sea una buena adaptación tiene aún más mérito si tenemos en cuenta que no fue el primero que lo intentó. Antes que él el proyecto tuvo muchos pretendientes y a lo largo de dos décadas pasó por manos muy diferentes. Una de ellas fueron las de Terry Gilliam (Miedo y asco en Las Vegas), cuyo proyecto, allá por los años 80, tuvo a Arnold Sschwarzenegger como propuesta para dar vida al Doctor Manhattan, al igual que se interesaron por Johnny Depp para interpretar a El Comediante. Después de que le acortaran el presupuesto drásticamente, Gilliam se despidió y declaró que era imposible condensar las páginas del cómic a dos horas y media de película.

El proyecto dio un par de tumbos más y, a comienzos de los 2000, acabó en manos de Darren Aronofsky, que decidió abandonarlo en favor de La fuente de la vida, y, posteriormente, Paul Greengrass. Todos parecían estar muy entusiasmados con la adaptación, pero hubo varios cambios en la ejecutiva de Paramount -productora que tenía los derechos en ese momento- que hicieron recortar el presupuesto. De nuevo, por diferencias respecto al coste, Watchmen se quedó sin hacer hasta que, ya en 2005, Warner Bros. se puso manos a la obra. No sin polémicas, puesto que Fox reclamaba que parte de los derechos de Watchmen eran suyos. Warner no hizo caso a las peticiones del estudio de la competencia y siguió adelante con el rodaje. Esto dio comienzo a una guerra judicial que terminó de manera amistosa para ambas partes. Fox recibió parte de los beneficios obtenidos en taquilla.

Parte del éxito de Snyder es que tomó el cómic como fuente principal de inspiración. De manera literal. El cineasta tenía una copia de Watchmen en la que hacía sus anotaciones y que utilizó como guion gráfico -o storyboard-. Al mismo tiempo, intentó que la historia de los personajes quedase tan bien explicada como en las historietas. Como le había pasado a sus compañeros cineastas, su versión del cómic acabó durando 186 minutos -unas 3 horas- que tuvieron que ser reducidas un poco ante su llegada a la gran pantalla.

Afortunadamente, todo se hizo de manera equilibrada y, posteriormente, la versión de Zack Snyder de Watchmen vio la luz gracias al todopoderoso DVD. Hasta el 14 de abril puedes ver en Netflix Watchmen, la versión acortada.

Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter

[ad_2]