Javier Bardem estuvo a punto de dejar el proyecto ‘Being the Ricardos’ por el que está nominado al Oscar – Noticias de cine

[ad_1]

El actor tuvo apenas un mes medio para prepararse un papel en el que además de ctuar debe cantar y tocar la guitarra. Fue Aaron Sorkin quien le convenció para seguir en el proyecto que le ha llevado a los Oscar

Faltaba apena sun mes para que el rodaje de Being the Ricardos comenzara. Javer Bardem y Nicole  Kidman, protagonistas de la película, estaban en pleno proceso de investigacion cuando una especie de pánico escénico se apoderó de ellos. «¿Cómo mierda vamos a hacer esto?¡es demasiao grande la responsabilidad!», recuerda Javier Bardem que dijo. Así que los actores pidieron a los productores que retrasaran el proyecto para poder prepararlo bien, según explican a Hollywood Reporter.

Fue entonces cuando intervino Aaron Sorkin, director y guionista de la película, y les explicó que debido a la pandemia y su posible evolución solo tenían cuatro semanas inaplazables para el comienzo del rodaje y tenían que ser ellos. Finalmente, logró convencerlos, pero el camino hasta los Oscar no fue fácil para el actor Javier Bardem que en un mes tuvo que convertirse en cantante, bailarín y compatibilizarlo con su papel en la película de La Sirenita.

Sin embargo, el esfuerzo de convertirse en el artista cubano Desi Arnaz, autor de la canción Babalú, y marido de la artista Lucille Bell -conocida por la serie Te quiero Lucy- ha merecido la pena. Gracias a este papel Javier Bardem ha logrado la nominación al Oscar. Y ha sido curiosamente en la misma edición en la que su esposa, la actriz Penélope Cruz, es también candidata a los Oscar por su papel en la película de Pedro Almodóvar Madres Paralelas. Además se da la casualidad de que ambos intérpretes ya han ganado un Oscar cada uno en 2007 –Javier Bardem por No es país para viejos- y 2008Penélope Cruz por Vicky, Cristina Barcelona, dirigida por Woody Allen.

Javier Bardem: «Mi nominación no hubiese tenido sentido sin la de Penélope»

Cuando Aaron Sorkin propuso el papel a Javier Bardem le preguntó si podía cantar. «Justo estaba preparando el papel de La Sirenita, así que le dije que sí, que por supuesto sin problema, que también podía tocar la guitarra y ese tipo de cosas. Pero luego colgué el teléfono y me planteé, ¿pero cómo mierda voy a poder hacer esto? No sé si voy a poder», explica el actor en una entrevista en Deadline.

Para cnvertirse en el artista cubano, Bardem contó con la entrenadora de canto  Fiona McDougal. Pero relata que el proceso en apenas cuatro semanas fue muy intenso:

Nunca había sido cantante. La exposición es brutal. Te sientes muy vulnerable mientras cantas, especialmente si no eres un cantante profesional. Crees que estás y suenas ridículo. Sientes que lo que estás haciendo no es digno. Estas sensaciones fueron nuevas para mí, pero una vez que encontré la confianza, y más o menos el estilo, y trabajé en las habilidades para hacerlo, me encantó. Estoy muy orgulloso de eso, especialmente por el poco tiempo que tuvimos para lograrlo.

De hecho el proceos fue tan intenso que el propio Prime Video ha realizado un documental que lo ilustra Becoming Desi, que ha estado en Sundance pero aún no ha llegado a la plataforma en España.


Durante el rodaje el actor se pasaba el tiempo bailando y cantando incluso en voz alta, antes del rodaje de cada escena para ir asimilando su papel. «Lo hacía incluso aunque en el rodaje de la siguiente escena no se requería que cantara o bailara. Tener el rirmo, el baile y el canto constantemente en mi cuerpo me ayudó a conectarme con el físico de Desi, su ritmo interno, y todo esto era parte de su vida diaria, y por eso se expresaba como lo hacía», explica el actor en el documental.

Tres españoles rumbo a los Oscar 2022: Javier Bardem, Penélope Cruz y Alberto Iglesias, entre los nominados

Y añade: «Aprendí mucho mientras me convertía en Desi: tocar la guitarra y las congas; todos esos hermosos, largos y complejos diálogos de Sorkin en inglés con la ayuda de mi entrenador de inglés, Thom Jones, y mi entrenador cubano, Daniel Duque Estrada, y todo en menos de un mes. Mientras filmaba también La Sirenita», explica el actor. «Ha sido todo un aprendizaje sobre la ansiedad que proviene del miedo y la inseguridad, mientras intentaba tenerlo todo bajo control», recuerda el intérprete.

El intérprete tiró de método y recurrió a la filosofía de abordar cada línea del guión como un desafío que superar y sin mirar a todo lo que tenía encima. «Tuve que recordarme a mí mismo a menudo que una cosa me llevaría a la otra y así sucesivamente. Y que al final, si tenía suerte y me concentraba, llegaría al final. Con toda honestidad, yo, Javier, estaba muy ansioso tratando de mantener todo bajo control, lo que a menudo era difícil de hacer y con toda esa responsabilidad apenas dormía 5 o 6 horas al día», concluye.

Penélope Cruz, candidata al Oscar: «En el rodaje de ‘Madres Paralelas’ nos teníamos que recoger del suelo llorando la una a la otra»

Pero el esfuerz al menos ha merecido la pena y este ya oscarizado actor volverá a pasear sobre la alfombra roja el próximo 27 de marzo, seguramente del brazo de Penélope Cruz.

Si no sabes qué ver y quieres recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter

[ad_2]